La educación superior y sus avances en los ODS - SDSN México | Red de Desarrollo Sostenible MX2030

La UNAM ha empezado a trabajar en un reporte sobre las investigaciones que realizan instituciones de educación superior del país con resultados alineados a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), informó Francisco Javier Lozano Espinosa, subdirector de Seguimiento Institucional, de la Dirección General de Evaluación Institucional de esta casa de estudios.
Este reporte se realizará a partir de las bases de datos para crear el Sistema Integrado de Información de la Educación Superior (SIIES) que la Universidad Nacional elabora a partir de un convenio firmado con la Secretaría de Educación Pública (SEP).


Durante el panel Universidades Mexicanas por los ODS: Camino hacia la Responsabilidad Social, Lozano Espinosa recordó que la Universidad Nacional ya cuenta con su plataforma en esta materia: La UNAM y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, abierto a la sociedad en el sitio https://web.siia.unam.mx/ods-unam/.
Allí hay información sobre investigaciones, publicaciones indexadas, libros, patentes, proyectos, actividades de docencia, convenios, programas de servicio social y voluntariado, así como datos sobre difusión de la cultura que se alinean con la Agenda 2030.


En la reunión, vía virtual, Desarrollo Sostenible: a través de los Ojos de SDSN México, el funcionario detalló que esta plataforma se realizó con el propósito de visibilizar un aspecto esencial de la UNAM que no siempre era considerada en los rankings internacionales: su impacto social.


Gabriela Olguín Carro, jefa de Investigación de Seguimiento Institucional, explicó que la plataforma La UNAM y los Objetivos de Desarrollo Sostenible es alimentada con información proporcionada por la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (SDSN México), la Coordinación Universitaria para la Sustentabilidad, la Dirección General de Atención a la Comunidad, la Coordinación General de Planeación y Simplificación de la Gestión Institucional, así como la Dirección General de Evaluación Institucional, entre otras.


Todos los datos son verificables y se sujetan a parámetros metodológicos de rankings internacionales con reconocimiento, además de someterse a procesos de normalización y validación.


En tanto, Lozano Espinosa recalcó que este esfuerzo universitario permite hacer un seguimiento del impacto social de la UNAM y su evolución, y medir los pasos que da en torno a los ODS.

Impulso al desarrollo social

María Cervantes Nassar, coordinadora de Evaluación e Integración de Iniciativas de Impacto Social del Tec de Monterrey, compartió que esa institución creó la Vicepresidencia de Inclusión e Impacto Social y Sostenibilidad para impulsar el avance en los ODS, pues las acciones de desarrollo social son una prioridad para seguir avanzando hacia una sociedad más justa y sostenible.


El Tec, agregó, elabora un Informe de Impacto Social; entre 2018 y 2019 identificó más de 750 iniciativas que abonan al cumplimiento de 17 ODS en 31 entidades del país y con las cuales atendieron a 12 diferentes sectores de la población. Entre los objetivos a los que más contribuyen se encuentran: Educación de calidad, Salud y bienestar, y Reducción de desigualdades.


Entre esas propuestas están su Centro Internacional para la Innovación Social que junto con poblaciones vulnerables genera soluciones en la región de los Altos de Chiapas; también está el proyecto Campana- Altamira que busca mejorar la calidad de vida en una zona de pobreza urbana con más de 19 mil habitantes, de 13 colonias cercanas al campus Monterrey, entre otros.


Óscar Humberto Castro Mercado, académico del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), expuso que desde 2015 elaboran un reporte sobre los avances que tienen en estos objetivos, tanto en términos de infraestructura como en el refuerzo de sus programas educativos para que sus profesionistas cuenten con herramientas para hacer frente a los desafíos globales.
Para este reporte toman en cuenta la metodología de rankings internacionales y de certificaciones estatales sobre buenas prácticas. En el ITESO, dijo, han avanzado en diseño bioclimático, medición de su huella de carbono para reducirla y la optimización del agua y la energía, entre otros.


Emilio Martínez de Velasco, director del Laboratorio de Innovación Colaborativa de la Universidad Anáhuac Mayab, destacó que las instituciones de educación superior son actores que pueden convocar a otros en el cumplimiento de los ODS.


En ese sentido, puntualizó, el laboratorio que dirige es una plataforma desde la que se identifican retos y se vinculan con otros actores. Expuso un proyecto sobre sistemas alimentarios del futuro, que impulsa la creación de huertos urbanos comunitarios con el Ayuntamiento de Mérida, además de incentivar el consumo de la gran diversidad de productos agrícolas de Yucatán.


Finalmente, Karen Flores Linares, responsable de Proyectos de Desarrollo Social y Comunitario de la Universidad La Salle México, pormenorizó la forma en que construyen su Plan Maestro de Responsabilidad Social Universitario, que tiene 12 metas y seis líneas estratégicas sobre la gestión ética de los impactos que genera esta institución y desde los que se trabajan diversos aspectos de innovación.