Foro Nacional: Seguridad Alimentaria y Cambio Climático - SDSN México | Red de Desarrollo Sostenible MX2030

Fueron los secretarios de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, y de Economía, Tatiana Clouthier Carrillo, quienes inauguraron el encuentro con la participación de diversos expertos, académicos y líderes de opinión en la materia. Por su parte, la Secretaria Clouthier destacó que es fundamental cuidar que la prosperidad económica promueva la sostenibilidad ambiental, por medio de la implementación de formas de producción y consumo que nos permitan crecer de manera sostenible e incluyente, para cumplir con los objetivos de la Agenda 2030. En tanto, el Secretario Villalobos externó su reflexión sobre los esfuerzos de los diferentes sectores que trabajan para garantizar la producción de alimentos, así como el impacto que tiene la seguridad alimentaria en el uso de fertilizantes, mejoramiento de las capacidades y el trabajo de las y los productores durante esta situación coyuntural que se vive en México y en el resto del mundo.

 

 

En su participación dentro del foro, el Coordinador de la Red de Soluciones de Desarrollo Sostenible (SDSN) México por parte de la UNAM, José Manuel Saniger Blesa destacó la importancia del conocimiento desarrollado en las universidades, para identificar las causas y raíces de los problemas más importantes, y por lo tanto, promover soluciones a dichos problemas. Todo esto es posible ya que se cuenta con el apoyo del sector académico en la investigación y articulación de proyectos que responden a los principales retos, en este caso; la seguridad alimentaria y el cambio climático. 

Por otro lado, también habló sobre el papel de la comunidad académica de la Coordinación de la Investigación Científica (CIC), además del principal objetivo de la Secretaría de Investigación y Desarrollo (SID), que es consolidar capacidades institucionales de la investigación científica y tecnológica para el desarrollo de proyectos de carácter prioritario para la UNAM y para México. Dichos objetivos se logran a través de la integración de cinco programas universitarios que en conjunto apuntan a los temas de sostenibilidad, de la mano con los esfuerzos de la Red SDSN México. 

Brindó una amplia explicación sobre lo que es y lo que hace la red SDSN México, en la que incluyó sus ejes estratégicos, quiénes conforman la red y algunas de las principales iniciativas que la red ha implementado. Por último, hizo énfasis en la importancia que tiene la juventud en la integración de conciencia sostenible a nivel nacional y global. 

 

El Dr. Francisco Estrada Porrúa, Coordinador del Programa de Investigación en Cambio Climático (PINCC) de la UNAM, resaltó algunas consideraciones importantes que fueron mencionados en el sexto reporte de evaluación IPCC, como que el cambio climático hará más difícil satisfacer las necesidades humanas de alimentación pues aunque se han hecho grandes esfuerzos para aumentar la actividad agrícola, el cambio climático ha ido frenando los avances tecnológicos y de producción cada vez más.

Considerando lo anterior, el Dr. Estrada también expresó que el cambio climático no debe preocuparnos solo por los impactos directos, sino también en aquellos temas que indirectamente afectan a la economía.

Aunado a esto, mencionó que aunque existen diversas opciones para adaptarnos al cambio climático, dichas opciones serán insuficientes para compensar los efectos negativos del cambio climático a nivel global. De igual forma, recordó que un punto fundamental es evitar la mal adaptación de políticas que ignoren los riesgos de comunidades o ecosistemas vulnerables. 

Por último, hizo énfasis en uno de los principales canales por los que el cambio climático va a impactar a la sociedad y a la economía; la agricultura. Especialmente en el caso de México, en el que existen alarmantes amenazas para los cultivos de los principales alimentos como son el maíz y el trigo, entre otros. Mostró un amplio escenario sobre el valor de las pérdidas de dichos cultivos, así como las variaciones de sus impactos que como sabemos, se expresa en una repartición inequitativa de efectos, siendo los estados del sur los más afectados. 

“El cambio climático no es un problema viejo que vamos a atender con soluciones viejas, tenemos que desarrollar nuevos enfoques, mejorar los estudios y entendimiento”-expresó el Dr Estrada.

La Dra. María Elena Trujillo Ortega, Coordinadora del Programa Universitario de Alimentación Sostenible (PUAS) de la UNAM, expresó la relevancia del consumo mundial y nacional de aves y cerdos por su eficiencia en los ciclos cortos de producción, ya que son significativamente más rápidos que el sector ganadero. De esta manera, resaltó que la masificación de estas especies en las granjas trae consigo, problemas de tipo ambiental en el manejo de descargas, bienestar animal, gasto hídrico, entre otros factores.

Desde esta perspectiva, mencionó que los esfuerzos para generar sistemas responsables en el procesamiento de los animales tienen que ser por medio de granjas integrales que minimicen el problema del transporte, la contaminación, los gases que se producen y la venta directa de los productos.

Finalmente, destacó los efectos contaminantes que las producciones intensivas en aves y cerdos tienen a nivel ambiental, ecológico y químico respecto de su manejo, control de desperdicios y la importancia de su análisis. 

Por otra parte, la Dra. Blanca Prado Pano, Coordinadora del Programa Universitario de Estudios Interdisciplinarios del Suelo (PUEIS) de la UNAM, señaló que el tema de los suelos es clave en términos de seguridad alimentaria y cambio climático, pues es en el suelo donde crece el 95% de los alimentos que consumimos y alberga el 25% de la biodiversidad del planeta, además de que es un filtro de contaminantes y el sumidero natural de CO2 terrestre más grande del planeta. 

También expuso las condiciones y variaciones de los suelos en México, donde mencionó que más de la mitad del territorio nacional se encuentra degradado por distintas causas. La producción de alimentos por ejemplo, tiene un gran impacto mundial por la superficie que requiere, por la producción y uso de agroquímicos, así como por la gran cantidad de agua y energía necesarias. 

Por último, expresó que la agricultura y alimentación sostenibles buscan lograr satisfacer las necesidades no solo de las generaciones presentes, sino también de las futuras, garantizando la rentabilidad, salud ambiental y la equidad socio-económica. 

 

 

El foro culminó con la participación de Alfredo González Reyes, Responsable de la Oficina de la Agenda 2030 quien reiteró el compromiso que se tiene con la transición de las prácticas agroecológicas, el reconocimiento del trabajo comunitario/local y la deconstrucción del ecomodernismo. Asimismo, la Directora General de Políticas, Prospección y Cambio Climático, Sol Ortíz García expresó la pertinencia de la seguridad alimentaria y cambio climático como temas prioritarios ofreciendo un resumen de las participaciones expresadas.